Se burlan del niño por su camiseta rosa: Cuando veo al maestro al día siguiente se me parte el corazón

William Gierke es un niño de 9 años, de Wisconsin, en Estados Unidos, que estaba muy orgulloso de su camiseta de apoyo a las personas enfermas de cáncer de mama.

Pero cuando llegó a la escuela se quedó destrozado y no paraba de llorar.

Sus compañeros se habían burlado de él y lo habían llamado “nenita” porque su camiseta era de color rosa.

William Gierke, de 9 años, quería mostrar su apoyo a las personas enfermas de cáncer con esta especial camiseta que tenía escrito el mensaje “Tough Guys Wear Pink” (“Los chicos duros viste de rosa”). La camiseta era parte de una campaña de apoyo a las enfermas de cáncer de mama.

Lamentablemente, su gesto no se ganó el respeto de sus compañeros de clase, muy al contrario, comenzaron a burlarse de él, llamándolo “nenita” porque la camiseta era de color rosa.

La madre de William, Tomi, se quedó destrozada cuando vio que su hijo volvía del colegio con lágrimas en los ojos.

Los comentarios de los otros niños le habían hecho tanto daño que no quería volver a la escuela al día siguiente. La madre no sabía qué hacer para que William cambiase de opinión. Pero afortunadamente había alguien que sabía perfectamente lo que había que hacer: su maestro…

El maestro sorprendió a los agresores con un maravilloso gesto

Cuando William llegó a la escuela al día siguiente, estaba preparado para soportar nuevos comentarios. Pero entonces vio lo que su maestro, David Winter, había hecho.

El profesor era consciente de por lo que había pasado William el día anterior, y decidió ponerse una camisa rosa él también para solidarizarse con William.

Se podría pensar que fue solo un pequeño gesto, pero para William significó un mundo. Y sobre todo fue un contundente mensaje para los que acosaron a William.

– Ahora me siento más seguro, esto ya no me molesta, dijo William después de lo que hizo su maestro.

Compartir