Niña va a escondidas cada día a ver al caballo – cuando su madre ve por qué se emociona profundamente

Los niños que crecen rodeados de animales aprenden pronto a tomar responsabilidades y a sentir empatía. Y la niña de esta historia es un claro ejemplo de ello.

Cada día va a hurtadillas al establo a ver a su adorado caballo para hacer algo muy pero que muy especial.

¡Esto me llega enormemente al corazón!

Cada día Alayna y su madre Tera visitan un establo en Staunton, Virginia, para ayudar con los caballos. Alayna se ha encariñado mucho con uno de los caballos, Phantom.

Suele meterse a escondidas en su cuadra y pasa un ratito con él. ¡Y esto le encanta a Phantom!

Alayna suele llevarse consigo un libro y practica leyendo para Phantom. Parece que el caballo es muy buen escuchante. Echa un vistazo por encima del hombro de Alayna y la acaricia al mismo tiempo con su hocico.

La semana pasada Tera, su madre, aprovechó para filmar el encuentro de los dos amigos. El vídeo ha tenido ya más de 100.000 visitantes. Entiendo perfectamente la razón. ¡Mira tú mismo el vídeo!

Compartir