Le dijo a la peluquera que “no tuviera prisa”, mientras su bebé moría encerrada en el auto

Este tipo de historias realmente son de no creer y es que uno jamás se imagina que una madre podría ser capaces de hacer esto. Pero la verdad es que en este mundo hay personas de todo tipo y lamentablemente madres sin conciencia hay en todos lados. Esto ocurrió este mismo fin de semana, solo que la noticia la tuvo que dar un fiscal por la gravedad de la situación.

En la ciudad Dekalb del estado de Georgia, Estados Unidos, se registró la muerte de una bebé debido a la inconsciencia de la madre. Según informó la policía local y el fiscal del distrito, la habría dejado encerrada en el coche por 5 horas mientras ella estaba en la peluquería. Aunque eso no es todo ya que la pequeña murió y los paramédicos cuando llegaron no pudieron hacer nada.

La mujer llamada Dijanelle Fowler, de 25 años, entró a la peluquería y esperó su turno, cuando la atendió le dijo a la peluquería que se tomara su tiempo, que no había apuro, todo esto obviamente mientras su hija se encontraba en el auto sola y descuidada.

EL MOTIVO DEL FALLECIMIENTO

Cuando emergencias llegó al lugar, revisaron y observaron cada detalle para comprender lo que le había pasado a esta pequeña bebé. Gracias a los análisis llegaron a la conclusión de que la temperatura del coche pudo haber alcanzado fácilmente hasta los 54 grados. Por lo tanto, la niña estuvo demasiado tiempo sin tener aire fresco, ni haber cambiado el oxígeno y asfixiándose debido a la alta temperatura.

Lo más triste es que la joven había asegurado a todos los empleados del salón de belleza que su niña se encontraba en la guardería sana y salva. Aunque esta mentira no le duró mucho ya que más tarde tuvo que decir la verdad a las autoridades, admitió que había dejado a la bebé en el coche, pero con el aire acondicionado encendido.

Luego de esta declaración, la policía quiso saber si era cierto y la verdad es que no se encontró registro de que el aire se hubiera encendido. Sin embargo, el abogado de la joven madre aclaro que dejó el aire encendido, pero al estar tanto tiempo así la batería se agotó y el coche se apagó.

Gracias a que los empleados de la peluquería dieron el testimonio, de que en realidad esta mujer estaba mintiendo, ahora se encuentra con cargos de homicidio en segundo grado, ocultar una muerte, maltrato infantil y dar testimonios falsos. La sentencia que deberá cumplir es de alrededor de 12 a 50 años.

Compartir