El grito de esta madre fue tan fuerte que la ayuda exacta llegó mientras su hijo estaba ya casi sin vida.

Cuando eres madre, mucho del cansancio que padeces tienen origen en el tiempo que constantemente pasas en alerta cuidando que a tus hijos no les pasa nada malo.

Puedes estar sentada, aparentemente descansando pues solo ves a tus hijos pero la realidad es que tus músculos están tensos, tus sentidos alertas al máximo y tu cerebro enfocado, aunque no lo creas en decodificar toda la información que tus sentidos le dan: si ves un perro a unos metros de tus hijos, tu cerebro ya está pensando en qué hacer y cómo reaccionar si le perro se acerca más, si da una señal de alerta y si va a atacar a los niños, todo sucede en segundo y de ahí que las madres en fracciones de segundos reacciones de maneras inimaginables para salvar a sus crías.

Y esto le sucedió a esta madre

El Newsner publicó la historia de Angela Sanders, madre de Dakota, un bebé de 5 meses, estaban en casa tranquilos, el pequeño estaba en su mecedero cuando de la nada, Angela nota que algo está sucediendo, el niño se ve diferente, el niño ¡no está respirando y su cara se está poniendo azul!

Angela desconocía la maniobra de Heimlich, ni la reanimación cardio pulmonar (RCP) en segundos su mente se dio cuenta de lo que podía o no hacer, su reacción fue ir a la ventana y gritar con todas sus fuerzas ¡auxilio! Y solicitar que alguien le ayudara con su problema.

Y como “caído del cielo” el instalador de cable Daniel Craft que estaba afuera de los departamentos escuchó el grito desesperado la de la mujer y sin dudarlo corrió a buscarla.

Cuando Daniel llegó al departamento, Dakota estaba en el piso ya sin vida.

Pero Daniel conocía el procedimiento de RCP así que revisó al niño e inmediatamente se dio cuenta que algo estaba en su garganta impidiendo la respiración. Metió su dedo a la garganta, sacó el objeto y el niño comenzó a respirar nuevamente. Daniel cuidó del bebé hasta que la ambulancia llegó por el niño.

Daniel fue homenajeado como héroe y su madre ahora está capacitada para poder socorrer a su hijo y a cualquier otro que lo necesite.

Y ¿ nosotros?

¿Estás capacitada y preparada para responder ante una emergencia en el hogar?

Todos nosotros, pero en especial las madres y todos los que tengan contacto con niños debemos estar con la certeza de poder reaccionar de la manera adecuada y hacer lo correcto ante una emergencia.

Toma algún curso de RCP

Aprende Primeros Auxilios

Ten a mano los teléfonos de emergencia

Tus vecinos y gente que te rodea puede hacer la diferencia en tu vida. Cultiva buenas relaciones con ellos.

Domina tu mente y controla tus emociones No hay nada peor que en medio de una emergencia haya una mujer que no sabe dominarse y que empeora la situación.

Los milagros existen pero no debemos vivir pensando que estos sucederán cuando es nuestro deber prepararnos y hacer nuestra parte.

Compartir