joven mexicano que inventó un sostén para ayudar a detectar el cáncer de seno

En la actualidad el cáncer de mama se ha vuelto una enfermedad común entre las mujeres y es que este representa el 16% de todos los cánceres femeninos. Gracias a todos los estudios que se han estado realizando, se sabe que, en el año 2004, debido a este cáncer más de 500 mil mujeres murieron.

Lamentablemente fue así porque no se lo detectó muy tarde como para poder hacer un tratamiento y salvarse. Por este motivo es que uno de los factores más importantes en el tratamiento contra el cáncer es la detección temprana del mismo. Se lo detecta a través de las mastografías, el cual es un estudio que deberían hacerse todas las mujeres, pero lamentablemente no todas pueden.

EL CÁNCER DE MAMA

La verdad es que, si muchas mujeres pudieran hacerse todos los estudios necesarios cada año, ayudaría mucho a poder detectar el cáncer de mama y además evitar tantas muertes. Se lo podría considerar un cáncer silencioso ya que cuando ya es tarde, cuando ya no hay una solución es cuando empieza a dañarnos tanto como para sentirnos mal.

Aunque lo cierto es que muchas mujeres mueren por diagnósticos errados como le pasó esta mujer a la cual le tuvieron que amputar sus dos senos y casi muere por un mal diagnóstico. Debido a esto es que su hijo no se pudo quedar quieto y empezó a estudiar cada detalle del cáncer de mama.

SOSTÉN QUE DETECTA EL CÁNCER DE MAMA

El hijo de esta pobre mujer sufrió mucho, al ver lo que le pasó a su madre comenzó a pensar en alguna forma de poder evitar esto, de poder ayudar a las mujeres a detectar el cáncer de mama de forma más temprana y así evitar la muerte. El joven se llama Julián Ríos, tiene tan solo 18 años y junto a cuatro compañeros de instituto Tec de Monterrey fundaron una compañía y crearon un sostén que detecta el cáncer de mama.

Este sostén tiene muchos sensores, los cuales según la declaración del joven Julián son menos peligrosos que las mamografías. Lo llamaron “Eva”, este sostén es una herramienta que ayudará a que menos mujeres mueran por el cáncer de mama y es que ayuda a detectarlo de forma temprana para así evitar llegar a la etapa en la que no hay vuelta atrás.

Compartir