Su padre murió hace 4 años y en el aniversario visitó la tumba donde se encontró la sorpresa de su vida

La muerte es el fin natural de la vida a la que todos llegaremos tarde o temprano. Aún así, la mayoría de nosotros es incapaz de abrazarla y de superar el miedo o el luto de forma sencilla y sin dolor. Sin duda la muerte de un padre es uno de los momentos más difíciles en la vida de cualquier niño.

Así sucedió cuando, en 2013, el oficial de policía Rod Bradway perdió la vida de manera violenta en cumplimiento de su deber. Durante su servicio, el oficial escuchó los gritos de una mujer dentro de una casa y corrió en su auxilio; por desgracia fue emboscado y murió acribillado. Sin embargo, su muerte no fue en vano, logró salvar la vida de aquella mujer y la de sus hijos.

El estado de Indianápolis perdía a un entregado y condecorado policía durante un acto heroico. Este hombre, casado y con dos hijos, había dejado uan huella indeleble en todo aquel que lo conocía.

Como era de esperarse, la familia del policía quedó destrozada. Sierra, su hija, aparte del dolor, sentía un enorme orgullo por su padre, un sentimiento que mantuvo consigo y que creció con el paso de los años.

Cuatro años después del fallecimiento de su Rod, Sierra se graduaba de la escuela preparatoria. Ella quería celebrar ese gran día con su papá y le sugirió a su novio, Brock, que se fotografiaran junto a su tumba en el cementerio de Crown Hill.

Al novio le pareció una buena idea y se lo comentó a su madre. Esta, por su parte, trabajaba también en la policía y se lo contó a algunos antiguos compañeros y amigos de Rod.

Lo que Sierra encontró al llegar al cementerio no se lo esperaba, quedó muda y conmovida con lo que veía. En vez de encontrarse sólo ella, su novio y un fotógrafo, estaban ahí decenas de policías listos para homenajear a su antiguo compañero y mostrar respeto y felicitar a su hija que ahora se graduaba.

Una increíble sorpresa y un hermoso gesto que Sierra seguramente disfrutó y que estará con ella en su corazón toda la vida.

Cuando la amistad y el compañerismo es tan grande y verdadero puede superar incluso a la muerte. Estos policías supieron convertir la que sería una simple fotografía en todo un evento de añoranza y respeto.

Compartir