Mira lo que le pasó a este bebé por dormir mal en una silla de auto

Los padres siempre quieren lo mejor para sus hijos, es por ello que no se recomienda perderlos ni un solo momento de vista aunque esto es casi imposible y lo peor es que el mínimo descuido en ocasiones termina en fatales consecuencias.

Cuando ambos trabajan o se es padre o madre soltera, optamos por contratar a alguien que pueda estar a su cuidado en caso de no tener algún familiar que pueda hacerlo, pero claro, es importante saber con quién los dejamos encargados pues nadie los cuidará como nosotros lo hacemos.

En otras ocasiones optamos por una institución pues estas suelen inspirar más ¨confianza¨ pues se promocionan con un personal altamente capacitado y lo primero de lo que debemos cerciorarnos es que las instalaciones sean las adecuadas y el personal verdaderamente dé el ancho.

no es así, podrían surgir problemas que podrían acabar teniendo fatales consecuencias para nuestros hijos y no, no decimos que todas las guarderías sean malas o que dejarlos en ellas este mal, simplemente hay que conocer muy bien el lugar, al personal y buscar recomendaciones confiables.

Esperamos que la siguiente historia te sirva para tomar las medidas necesarias y puedas compartirla con otros padres, lee lo que le sucedió a este niño que estaba a cargo de una guardería para que tomes tus propias precauciones

Dereck y Ali son un matrimonio en donde ambos trabajan. Tienen dos hijos a los cuales adoran infinitamente. Uno se queda en la escuela mientras ellos trabajan pero al otro forzosamente lo tuvieron que dejar en una guardería pues no había nadie de confianza que se los pudiera cuidar así que pensaron que una institución era la mejor opción.

Como cualquier otro día pasaron a dejar al mayor a la escuela y al pequeño a la guardería. Uno de los trabajadores decidió ir a comprar unas cosas rápidamente y llevar al bebé con él, total, al bebé lo había colocado en la silla del auto y no pensó que nada malo pudiese ocurrir.

Pero su sorpresa fue que cuando volvió al auto encontró al bebé con un color morado en la piel e inmediatamente llamó a una ambulancia pero como casi siempre, esta llega cuando lo peor ha ocurrido y así fue, desafortunadamente ya no hubo nada que hacer por el bebé pues este falleció de asfixia. Además el bebé se había quedado dormido en una mala posición, también ello influyó en que el aire no llegara a sus pulmones.

Lo peor fue que la guardería no dio declaraciones contundentes a las autoridades y además, esperaron a que los padres fueran por el bebé para darles la noticia de que este lamentablemente había fallecido y todo por negligencia del empleado.

Se descubrió que los empleados acostumbraban a subir a los bebés al carro y colocarlos en la sillita para autos hasta que este se quedara completamente dormido, por ello y la muerte del bebé, las autoridades revocaron la licencia a la guardería y estas cerraron sus puertas. Esta dolorosa perdida para Dereck Y Ali la han querido hacer pública para que otros padres tomen sus precauciones y conozcan perfectamente el lugar en donde dejan a sus hijos.

Además, también es necesario que uno mismo supervise como se duermen los pequeños cuando viajan en estas sillitas pues un mal acomodo puede traer graves consecuencias. Es la mejor opción para llevar al bebé en el carro pero es necesario acomodarlo correctamente, así evitarás un mal golpe en su cabecita o que presente alguna dificultad para respirar.

Compartir